Gracias a los valores tan bajos que se vienen presentando en el ozono en nuestro país, principalmente en los meses de febrero y marzo, sumado a la poca nubosidad de estos meses, las autoridades ambientales alerta por aumento de la radiación ultravioleta en la mañana y en las primeras horas de la tarde, todo lo anterior podría producir quemaduras, acelerar el envejecimiento de la pie, daños oculares, cáncer  y traer afecciones al sistema inmunológico.  Las recomendaciones a seguir para minimizar estas consecuencias son las siguientes:

  1. Evitar exposición directa al sol entre las 9:00 a.m. y 4:00 p.m.
  2. Use camisas de manga larga, gorras, y lentes oscuros para proteger cara, cuello y ojos
  3. Usar protector solar a diario y si es posible 2 veces, con una protección superior a 30

La salud de nuestro cuerpo está más en el prevenir que curar, realiza tus actividades al aire libre pero sin olvidar las anteriores recomendaciones!