Resultado de imagen para niños felices jugando

Sumergidos en  en medio de la ciudad, los parques infantiles  cumplen un papel muy importante en el desarrollo de los niños y las niñas. Estos espacios se han convertido en verdaderos oasis para ellos ya que son de los pocos lugares en la ciudad donde pueden moverse con autonomía y disfrutar jugando con otros niños de forma segura.

BENEFICIOS

Tiempo libre (no estructurado ni dirigido)

Movimiento y juego al aire libre

Autonomía

Socialización

Desarrollo psicomotriz

Y los padres presentes ¡sí! pero respetando el espacio de los niños, facilitando las interacciones entre iguales y entendiendo la experiencia como un aprendizaje de la vida en comunidad.

 

Accesibilidad

Es fundamental asegurar que los parques sean accesibles y así todos los niños y niñas, independientemente de sus capacidades, puedan disfrutar de ellos.

¿Qué caracteriza un parque infantil accesible?
Un parque accesible tiene que poder ser utilizado por todos los niños, sin importar sus capacidades. Para empezar, todos los niños deben poder acceder. Esto exige que el pavimento sea de caucho, para que puedan tener acceso los niños con silla de ruedas, andadores, etc.

¿Qué leyes regulan este tema?
No hay leyes concretas sobre cómo tienen que ser los parques infantiles para contar con criterios de accesibilidad, pero sí hay leyes generales que prohíben la discriminación de las personas con discapacidad. En ese sentido, igual que no se puede hacer un centro de salud que no sea accesible, tampoco se puede permitir que una dotación pública como es un parque infantil no pueda ser utilizado por todos los niños.

¿Qué supone en términos económicos diseñar y crear parques accesibles?
Un parque infantil accesible cuesta lo mismo que un parque infantil cualquiera, proyectado con criterios de seguridad y mantenimiento. Al tener en cuenta la accesibilidad hay que pensar un poco más antes de actuar, lo que siempre es bueno en todos los ámbitos de la vida. En el estudio que desembocó en el libro “Parques Infantiles Accesibles”, (que por cierto, se puede descargar gratuitamente en este enlace), se analizaba el coste que tendrían este tipo de parques. Con las recomendaciones de que la mayor parte de los elementos de juego fueran accesibles, se mostró cómo un parque infantil accesible está en el rango de precios de cualquier parque infantil, siempre que se piense en la accesibilidad desde el origen. Es verdad que hay algunos elementos de juego más caros (como pueden ser columpios para subir con silla de ruedas), pero la recomendación para este tipo de elementos es usarlos sólo tras hacer un buen análisis de los potenciales usuarios del entorno, para que sean realmente usados, porque no todos los niños pueden subir en ellos (no pueden subir niños sin silla de ruedas, por ejemplo), lo que no los hace tan accesibles como otros elementos.

¿Cuál es el principal freno entonces?
El puro desconocimiento, por eso tenemos que difundir al máximo la necesidad de tener en cuenta la accesibilidad a la hora de programar los parques infantiles.